D. Carlos Osoro, Cardenal Arzobispo de Madrid presidió la reinauguración de la sede institucional de HHTM

El sábado 6 de mayo de 2023 tuvo lugar la reinauguración de la sede institucional de Hermandades del Trabajo-Centro de Madrid, presidida por el Cardenal D. Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Madrid.

Los actos comenzaron a las 10:30 horas, en la Capilla de la calle Raimundo Lulio, 6, con una solemne Eucaristía. Antes de su inicio, el Presidente Diocesano, José David Belén Medina, se dirigió a los asistentes dándoles la bienvenida, especialmente a D. Carlos, por su acompañamiento en este importante evento para el Centro de Madrid.

Igualmente, hizo un repaso de los motivos de la reforma y los programas, actividades y proyectos que se verán beneficiados con esta mejora:

“Hoy es un día de alegría para los integrantes de Hermandades del Trabajo, esta sede es la misma, pero ahora ha sido modernizada, adecuada a los cambios que se vienen dando en la manera de trabajar, porque seguimos con el empeño de llevar a Cristo al mundo del trabajo, porque está en nuestro CARISMA y en el punto 2 de nuestro decálogo: “Como apóstol, mi vocación misionera me urge llevar el mensaje evangélico a mi ambiente de trabajo, por la palabra y el testimonio d,  vida, teniendo como madre a la Virgen Reina de los apóstoles”, afirmó

Eucaristía del 6 de mayo, concelebrada

A continuación, tuvo lugar la Eucaristía, en la que acompañaron a D. Carlos, Francisco del Pozo, Consiliario Nacional de Hermandades del Trabajo, Ramón Llorente, consiliario diocesano del Centro de Madrid, junto a los dos viceconsiliarios, Andrés Arcila y Tomás Priego. También participó Juan Carlos Antona, director del Secretariado de Pastoral del Trabajo de la Diócesis, y Lorenzo de Santos, exconsiliario del Centro de Madrid.

Un momento de la Eucaristía del 6 de mayo.

Además, contamos con la presencia de representantes de otras instituciones que quisieron unirse a nosotros en este evento, como el vicepresidente del Foro de Laicos, José Alberto Rugeles; Nuria Vaquero Ibarra, Responsable de la Unidad de Centros Acreditados del Instituto Cervantes, al que está adscrito CSB Escuela de Español, Agustín de Asís, de la Fundación Suma Humanitate, Pablo Llano, presidente de CESAL, Javier Dias, presidente de A+FAMILIAS, y José Luis Bravo, Económo Diocesano, del Arzobispado de Madrid, entre otros.

En su homilía, D. Carlos Osoro afirmó, que hay que anunciar a Jesucristo «a todos los hombres, y en las situaciones reales en las que el ser humano vive». También en el campo del trabajo. Ya nos son los años 40, ni 50, ni 60, pero, «hay que dar una nueva luz a este mundo del trabajo, donde a veces también se da una explotación, diferente a la que se daba en los años 40».

D. Carlos en otro momento de la Eucaristía.

«Es necesario repensar, entrando en las raíces mismas de lo que ha sido y es Hermandades en la vida de la Iglesia: una manera de entrar esta salvación y esta buena noticia a este mundo por todos los lugares, y llenos de la alegría del Espíritu Santo».

“No hay anuncio verdadero sin conocimiento de lo que el Señor quiere en este momento histórico en el que estamos viviendo. Nos pide a todos anunciar conocer y, en tercer lugar, obrar. (….). Como nos decía el Evangelio, el que cree en Jesús hará las obras de él. Hermandades del Trabajo nace fruto de la profundidad en la vida del Evangelio y de lo que significa esa profundización”, afirmó D Carlos.

Es verdad que hoy surgen tareas importantes que afectan la hondura desde la que tenemos que hablar siempre de la cuestión social, relacionadas con la defensa de la vida y con los derechos fundamentales del hombre. Vivimos tiempos en los que la ciencia y la técnica nos brinda posibilidades extraordinarias para mejorar la existencia de todos los hombres si es que sabemos usar correctamente los descubrimientos que se vienen haciendo”, continuó el Cardenal.

“Necesitamos el trabajo para realizarnos; necesitamos el trabajo para hacer posible el desarrollo de la sociedad; necesitamos el trabajo, que es un verdadero bien de la humanidad”, afirmó.

Bendición y descubrimiento de la placa por D. Carlos Osoro

A continuación, D. Carlos procedió al descubrimiento de la placa que deja constancia de este día, así como a la bendición de la sede. Tras las oraciones y la bendición, d. Carlos animó a seguir en la línea de trabajo porque la labor de Hermandades sigue siendo necesaria.

D. Carlos Osoro posa en grupo tras el descubrimiento de la placa.

Comenzó en ese momento una visita guiada en la que distintas personas de los órganos de Gobierno del centro de Madrid acompañaron a nuestro Cardenal y a otros invitados para mostrarle los espacios reformados así como las actividades que se llevan a cabo en ellos, entre los que destacan los nuevos programas y proyectos puestos en marcha, dentro del Plan Pastoral de HHT- Centro de Madrid aprobado por el Consejo Diocesano en 2021.

Formaron parte de la comitiva el presidente diocesano, José David Belén, el vicepresidente de la Comisión Pastoral, Fernando García Adrianzén, consiliarios nacional y diocesano, Juan Carlos Antona, José Luis Bravo,  José Luis Santos, vicepresidente de Asuntos Económicos, María Sabas, directora General de CSB Escuela de Español y Francisco Javier Sosa, miembro del Comité de Auditoría Interna, a los que se unieron más adelante, Mª Ángeles Sobrino y Luis Ramos, presidentes de la Hermandad.

En la planta baja, María Dolores Alonso, directora del área financiera, explicó a D. Carlos la labor que realiza día a día el personal de la Administración (HHTM y mercantiles) y presentó a las distintas personas que realizan su trabajo en este espacio, trabajadores y algunos militantes.

D. Carlos conoció de primera mano los distintos programas que se están desarrollando en HHT Madrid

Desde allí, D. Carlos pasó a la Sala Abundio García Román, donde se dirigió a los invitados asistentes a la reinauguración. Estos, visualizaron algunos videos de las actividades de la Entidad, y recibieron una Memoria Institucional, al igual que pudieron conocer, brevemente, el Plan Pastoral, antes de subir, tras la comitiva oficial, a realizar la visita de la sede.

Igualmente, el Cardenal visitó la Fundación Abundio García Román y tuvo la oportunidad de conocer el proyecto del Instituto de Estudios para el Trabajo y la Asesoría Jurídica, situados en la tercera planta.

D. Carlos en la Fundación Abundio García Román

En la segunda planta, D. Carlos presenció las actividades desarrolladas y relacionadas con CSB Escuela de Español, y los programas “Vivir en Grande” e “Invitación al Encuentro”, el de Voluntariado, el de Familias Trabajadoras, el de Trabajadores Migrantes y el de SOS Refugiados.

Tras esta planta, pasaron a la primera, en la que pudo conocer la Sala José Ramón Otero, y en ella la labor que realiza la Hermandad, especialmente en el ámbito de acompañamiento a los afiliados, así como diversas acciones apostólicas que se coordinan desde ella. También están en conexión con el Proyecto de Trabajadores Migrantes.

En la misma planta primera, D. Carlos pasó a la Sala María de Pablos, donde tuvo lugar una cercana charla con gran parte de los Consejeros. Trataron diferentes temas, principalmente la Memoria 2022 del Centro de Madrid, que se expuso en pantalla y fue explicada por D. Fernando García. D. Carlos manifestó de manera sincera que su visión de Hermandades del Trabajo ha cambiado para mejor, tras haber palpado sobre el terreno la realidad del Centro de Madrid.

Continuando en la planta primera, D. Carlos visitó el Oratorio, que bendijo, así como una imagen de San José Obrero.

En la zona de la Hermandad, fue recibido por el conjunto de invitados y se unió al grupo para degustar un aperitivo, que fue contratado con la empresa Carifood (gestionada por Cáritas Diocesana).

Saludo de D. Carlos a los asistentes en el momento de aperitivo y conviencia

Durante este tiempo compartió amablemente su tiempo con los asistentes, encantados de poder saludarle y hacerse alguna foto. Terminó el aperitivo con un brindis en el que Fernando García agradeció su visita y su apoyo a Hermandades del Trabajo. D. Carlos respondió con unas breves palabras de agradecimiento y de ánimo, tras lo que se marchó dejando un cálido y cariñoso recuerdo de este día entre los asistentes.